Eus - los otros - Los Otros - EUS Listen and discover music at Last.fm


No dudo de la buena voluntad de la mayoría de los promotores de este proyecto ni de la capacidad intelectual de los expertos que hayan sido consultados, pero ante la presencia muy continuada y muy directa de la cruda realidad desde mi humilde observatorio de analista de Comunicación, me temo que los resultados finales de la buena voluntad y la expertía citada queden una vez más como tantos otros magníficos proyectos y normativas propias e internacionales varias sobre derechos lingüísticos.
Al examinar la compleja y completa infraestructura humana y material puesta en servicio de la Política Lingüística según el DECRETO 82/2017, de 11 de abril, por el que se establece la estructura orgánica y funcional del Departamento de Cultura y Política Lingüística, y ser testigos además de la cantidad y calidad de las manifestaciones, actividades e iniciativas populares que se producen, parece absolutamente rechazable por absurda la duda sobre la garantía de un futuro permanente y glorioso de nuestra lengua, pero insisto en que yo la estoy viendo ya sometida realmente a lo que ha sido el devenir histórico de tantas y tantas otras lenguas minoritarias bajo el axioma: “Una lengua que en su espacio natural no es ya ni necesaria ni suficiente existiendo otra que sí lo es, cae en diglosia y, tarde o temprano, desaparece”.
Está claro que los vascos en general hemos apostado hace mucho por un plurilingüismo enriquecedor, pero los casos en que lo haya sido con pérdida o perjuicio del idioma propio me parecen un despropósito.
Por la misma razón de nuestra apuesta plurilingüe aceptamos que los idiomas de nuestro entorno, (Castellano y Francés) que consideramos también nuestros, sean necesarios cada cual en su ámbito, pero de ninguna manera debemos considerarlos suficientes porque serían (creo que ya lo son) invasores glotófagos.
El Derecho Natural, previo y más importante que cualquier legislación, nos permite (nos obliga diría yo) a preservar nuestra cultura y nuestra lengua que constituye una forma particular de pensar y comunicar, para el futuro próximo de nuestros descendientes y el futuro sin límites de los suyos.
Para eso tenemos la necesidad y el deber de gestionar un modelo de sociedad que incluya el hecho de que el Euskera conviva como necesario en su espacio natural.
El Sistema de Indicadores basado habitualmente en los análisis estadísticos de conocimiento y uso realizados por encuesta carece, a mi entender, de parámetros que afecten a las previsiones de futuro.
El axioma que he citado es inexorable y los indicadores que reivindico son muy sencillos:
-¿Cuántos habitantes de Euskal Herria, nativos o no, saben que la pervivencia de un idioma depende del nivel de su necesidad?
-¿Qué recursos humanos, técnicos, materiales, económicos, etc., se emplean actualmente para que el Euskera sea necesario en Euskal herría sabiendo que los pasos que no se dan en ese sentido se están dando en el contrario?
-¿Cuántos habitantes de Euskal Herria, nativos o no, están o estarían dispuestos a que se apliquen todos los medios necesarios para que el Euskera sea realmente necesario en su entorno natural?
La respuesta a esas tres simples preguntas sí sería un indicador realmente significativo con respecto al futuro de nuestra lengua.


EUS - Los OtrosEUS - Los OtrosEUS - Los OtrosEUS - Los Otros

sw.hotel-residence-gabon.info



Pic 4
Pic 2
Pic 3